PROYECTO

gencosmic

Sobre mí

De donde vengo

Me llamo Ona Ortiz Jové y nací en el año 1994, en Barcelona.

Empecé a trabajar bastante joven y a los 17 años decidí volar del nido familiar en búsqueda de respuestas trascendentales y experiencias nuevas. Con muchas ganas de aprender, compartir y conocer todo aquello que no existía en mi cotidiano.

Como soy

Me considero una persona de naturaleza sociable, consciente de las estaciones y sus ciclos. Con una gran curiosidad, que me lleva a querer aprender siempre más. Me apasiona escuchar a la gente y tender mi mano a aquellas personas que lo necesitan.  

Me relaja y encanta trabajar con mis manos. 

Mis competencias

He tenido la suerte de poder trabajar en cada país donde he viajado, así empapándome de la cultura y ampliando mis conocimientos. (España, Francia, California, México…)

Animadora, peluquera, maquilladora, camarera, monitora de granja pedagógica, temporera, permacultora, trabajadora social, hortelana y sobretodo recolectora de plantas silvestres y saberes!

Gracias a la formación de FX, tengo los conocimientos necesarios para la toma de impresiones corporales, que me condujeron a crear el primer molde, mi propio molde, el cual fue el sustrato para germinar este proyecto.

Donde quiero llegar

Por una información completa, mas allá del curso de reproducción escolar donde solo se muestra un pene (y como ponerle un preservativo) y la información limitada al funcionamiento del útero (¿que pasa con la vulva?).  

Quiero ser parte de la gente que hace un bien por lo personal y colectivo. Un paso hacia la evolución y toma de consciencia, mediante la aceptación del cuerpo y la mente. Dar una herramienta para impulsar un mundo inclusivo y sin fronteras.

Mi experiencia

A los 11 años viví la mutilación.

Mis familiares del núcleo cercano, testimonios de mis genitales creyeron que era una «malformación», como consecuencia, yo también lo creí.

Quince años más tarde fui consciente de la operación a la que había estado sometida por la falta de información y de qué modos estaba repercutiendo en mi día a día. 

Entonces intenté encontrar una solución, necesitaba saber, ver, entender… Por más que intentaba ver mis genitales, tiraba del monte de venus abriendo las piernas para llegar a ver más abajo. En esos momentos me sentía avergonzada por no tener labios internos. Me sentí incompleta. Me habían quitado algo que nunca más podría recuperar.

 

Ya que tenía las herramientas y conocimientos, ​decidí hacerme un molde de mis genitales, una impresión exacta de ellos mismos. Es así que descubrí el aspecto natural en reposo de éstos, ¡fue sorprendente!

Fueron muchos cambios los que sucedieron en mí, emprendí un camino hacia la consciencia y aceptación personal de mi propio cuerpo. Después de experimentar el impacto de obtener una copia exacta de lo que tengo, lo que soy, todo lo que me removió y pude liberar, observándome desde otro prisma.

Al ver el poder que manifestó, me dije que no podía quedarme este conocimiento para mí sola, sentí la necesidad de ofrecer más allá, compartir, brindar la oportunidad a todo aquel que quisiera formar parte de esta experiencia. 

Es por eso que si tu situación socio-económica no te permite vivir esta experiencia, estaré encantada de que te pongas en contacto conmigo y encontremos una solución!

 

Un acto revelador de empoderamiento.